martes, 25 de octubre de 2016

POESÍA DEL MONO 

Váyase al mono de la pila
La orden era pareja, 
Que recibía el parroquiano,
Al poner alguna queja.

La pila fue en su comienzo
La solución para muchos,
Bañarse, beber agüita
También lavar los cachuchos.

A las cuatro de la mañana
Las muchachas se encontraban,
Se peleaban por el chorro,
Y con las cañas se daban.

La autoridad tenía que actuar
Para evitar un desastre,
Mandaba guardia en las mañanas
Al policía Diogenes Olarte.

Para evitar tantas peleas
En la pila y en la plaza,
Se contrato a Joselin "cañajo"
A llevar el agua a la casa.



Nereo Cárdenas (Alcalde Municipal 2012-2015)
EL MONO DE LA PILA 


Construida en 1920 por el maestro Martín Ordoñez con el objetivo de resaltar el punto donde nuestros antepasados recojian el agua del manantial de la Iglesia San José, donde los jóvenes de aquel tiempo llamados "Aguateros" llevaban el agua a sus hogares y la de los demás. No solo por este preciado liquido, sino también se reunían los grupos de mujeres con el fin de hablar sobre los demás y atrás no se quedaban los novios que en las noches admiraban la belleza del firmamento. Reconstruida en 1962 por Ulpiano Zarate, gran comerciante de nuestro pueblo y en 2015 siendo alcalde Nereo Cárdenas gestiono recursos para restaurar este monumento con el ánimo de embellecer nuestro municipio y a la vez rescatar la tradición. En el año 2016 el Alcalde electo Heber lozano continua con la ejecución del proyecto. 



  
Para nuestra comunidad es muy importante conservar este símbolo cultural ya que nuestros ancestros marcaron historia con sus costumbres, actualmente ya disfrutamos de este altar que siempre llevaremos en alto como parte de nuestra vida.